Hacienda La Luz

Aunque suene a fantasía, en Tabasco se encuentra un reino de chocolate, a través de sus fincas de cacao que se asientan entre los árboles y que ofrecen una experiencia única para los sentidos.

hacienda la luz 2

Muchas de estas haciendas datan de la época colonial y en ellas, se encuentran granjas cacaoteras, que reciben a los visitantes con los brazos abiertos. En ellas es posible ver, oler y probar el cacao en sus distintas etapas de producción.

Una de ellas es la Hacienda La Luz, que se ubica en el municipio de Comalcalco. En esta gran propiedad fue fundada la fábrica de chocolates Wolter en 1958, llevando el apellido de su propietario, el Dr. Otto Wolter, inmigrante alemán que la adquirió a principios de los años treinta y la convirtió en una de las primeras haciendas que industrializaron el cacao para fabricar el chocolate de la famosa región de La Chontalpa tabasqueña.

Al llegar a ella, se observa un hermoso jardín con una enorme variedad de plantas tropicales, tanto florales como frutales, algunas típicas de la región y otras exóticas, cuya observación constituye la primera parte del recorrido.

La segunda parte de la visita la constituye un encuentro directo con uno de los cultivos más antiguos de México y más apreciados a nivel mundial: el cacao. Ahí se conoce la plantación de este fruto para conocer su historia, periodos de cosecha, procedimientos de cultivo, cuidados y aprovechamiento, y la parte más esperada, el proceso para fabricar, a partir de este sabroso fruto, la golosina por excelencia: el chocolate.

hacienda la luz 3

Para ello, se debe ir a una bodega que data de los comienzos de esta fábrica casera, en la que se encuentra un enorme recipiente de madera de caoba y que es usado para fermentar los granos de cacao verde.

En seguida se encuentran los lugares donde se lava el cacao fermentado y luego el secadero, para posteriormente realizar los procesos de tostado y descascarado de los granos ya secos. Luego de probar el cacao tostado, cuyo sabor es de un amargo muy peculiar, se va a la molienda de los granos tostados y el refinado de la pasta para su posterior integración con los demás ingredientes, como azúcar y canela.

Otra parte del recorrido es conocer los interiores de la casa grande de la hacienda, donde están las salas, la recámara principal y los amplios corredores interiores que aún conservan el carácter inconfundible de las antiguas residencias de la región, construidas con ladrillo y cal, sin varillas, y con tejas de barro cocido hechas a mano.

X-Fistours te invita a conocer los Rincones de México, visita pueblos mágicos, sitios históricos, sus playas. Viaja con nosotros en nuestras cómodas camionetas y has de tu viaje una experiencia inolvidable.  Contactamos y con gusto te atenderemos.

www.x-fistours.com.mx

contacto@x-fistours.com.mx

55 1006-1635 – 55 4359-5749